martes, 24 de febrero de 2009

ALFREDO, PUNTA DE LANZA.HECHIZO DEL TAMBOR


Alfredo proviene de una familia de reputados cineastas, su padreGerminal Hernández fue un gran sonidista del cine cubano. Su madre, la incansable Sara Gómez, dejó al despedirse una estela de documentales y un largo, De cierta manera, que hoy forma parte de la cultura universal. Tal vez por eso Punta de Lanza ve la vida como una gran película a la que hay que encajarle una banda sonora con toques de tambor.

El inicio…
1991, me voy a la escuela de Pancho Quinto, de Yoruba Andabo, uno de los reyes de la percusión ya fallecido. Allí lo estudié todo, todos los instrumentos, tambores bata, congas, timbales, bongoes y todos los géneros, abakua, makuta, palo, y por supuesto Su Majestad la Rumba. Era una escuela informal, en su propia casa, el te aconsejaba mucho usando como impulso las habilidades de cada uno. El resultado era una formación semi autodidacta que te dejaba prácticamente listo. En mi mente floreció la idea de la fusión inmediatamente, Pancho siempre lo sospechó y me lo hizo saber, mas no le contrariaba, al contrario, él comprendía que la percusión afrocubana es un objeto viajero de la música mundial y que eso contribuye a su supervivencia. Pancho Quinto, gran percusionista y mejor ser humano.

Después me enrolo en Oriki, un piquete emergente que se hizo de un espacio en las calles muy rápido. Venían de la Casa de África y había luminarias como Félix Insua, Pupi, cantante y gran coreógrafo y bailarín y Pedrito Martínez el súper cantante que después fichó nada más y nada menos que en Yerba Buena. Allí estuve tocando y cantando en los toques religiosos, nutriéndome de

Y después llega la fusión.
Seguro, Carlos Santos y Pepe del Valle forman el dúo Hobbitt. Incorporo la percusión afro a sus canciones de trova que ya eran muy fusionadas, un trabajo interesante que preludió bastante de lo que quería hacer.
Llega la versión del clásico de Shakespeare Los Libros de Próspero, en el teatro Buen Día, bajo la dirección de Flora Lauten. Doy clases allí de percusión y liturgia afrocubana, también fue un trabajo de fusión y existen antecedentes en el teatro cubano, un arte que no me es ajeno.

Un disco de culto, muy esperado en su momento y muy raro. Todos saben lo que significó para la música cubana alternativa. Acaricié los batás en Extraño Azul, una joya rara y transparente de Carlos Santos. Inolvidable.

Entonces Súper Avit.
Un súper álbum, Verde MelónRaúl Ciro, otra vez Carlos Santos y el más que talentoso Alejandro Frómeta, hay que oírlo ahora que ha pasado el tiempo. Con Súper Avit quedé ya formado como músico integral, adquirí la certeza que podría incorporar percusión tradicional a cualquier género alternativo y que podía alistarme en cualquier aventura musical. Aparezco como músico invitado en 4 Gatos, conKelvis OchoaLucha Almada, con Vanito Caballero y Alejandro Gutiérrez y Amenaza, el actual Orisha. Toco en vivo, en estudio, hago televisión…

Una serie de eventos de evidente carácter Kármico te llevan a la cárcel 4 años, pero no hay mal que por bien…
Reencontré en el Tanque a Su Majestad La Rumba, pero su aspecto, o más bien su esencia era diferente.

¿Cómo es eso?
Allí la rumba está comprimida como en Mp3, existe condensada en forma y contenidos. Tiene un sentido de resistencia y marginalidad muy profundas, se toca y se vive distinto, asimilé cuáles eran sus orígenes reales y de donde viene la fuerza que la mantiene viva. Tal vez sea el único lugar donde no se cumpla aquello de la rumba no es como ayer, allí es ayer. Tanto que preparo un documental sobre la rumba en la cárcel. Rumba Adentro y varias cabezas pensantes de nuestra cultura saben que es importante y me apoyan.

Bota Afuera…
Al salir aterricé en el Planeta Hip Hop, el rap inundaba la ciudad. Trabajo con el prestigioso dúo Obsesión, presentaciones en el festivalJazz Plaza 2002 y posteriormente el proyecto La Fabri K, en el que Doble Filo y Obsesión generan un tremendo disco que fue premiado por Billboard Magazine con el 6to lugar de las producciones independientes a nivel mundial, me alegra haber puesto mi grano de arena. Con Las Krudas, trío de raperas feministas, muy buenas, su trabajo me sigue deleitando. Cosas con Pablo Herrera, en la factory de Santos Suarez.

Regresas al cine.
Habana Blues de Benito Zambrano, otra joya en mi corona, actor de reparto y músico de la banda sonora, allí me enredo con los de Qva Libre y otros compañeros de viaje. También para Los Dioses Rotos de Ernesto Daranas y Larga Distancia de Esteban Insausti, películas que darán mucho que hablar y que pueden cambiar el cine cubano y codirección y producción para documentales. Cantante y percusionista invitado en Underdog de Emetrece Productions de Puerto Rico, con el mismísimo Tego Calderón.
Y finalmente Ogguere, agua fría para los trabajadores. Lo mejor de la música alternativa cubana, sin precedentes. Y sigo tocando y cantando, tengo sorpresas para este año.

¿Quién lo duda?

Por Arsenio Castillo, La Habana, Enero Espiral 2009. 

2 comentarios:

CHEO MALANGA dijo...

bravo por Alfredito!
Hey..cuidado con las faltas de ortografías..
...HECHIZO DEL TAMBOR!!

laveitia dijo...

gracias por leerlo
Cierto por la falta de ortografía, Mil disculpas
saludos