martes, 1 de julio de 2008

FEMINISMO Y PRÁCTICAS MASTURBADORAS

Foto de Erwin Olaf

Me llamó la atención el título de este post: La primera masturbadora pública.

Pensé que trataría sobre el fragilísimo paso de lo privado a lo público. Sobre esa barrera que está entre lo íntimo y lo indecente.

Cuando terminé de leerlo, me pareció una virulenta crítica al feminismo de los 70, a partir de la masturbación.

No soy feminista y ni sé porque. Tampoco quiero averiguarlo.

Pero no entendí donde está el problema entre la autosatisfacción y la igualdad de derechos.
Se puede ser muy conservadora y estar satisfecha, y viceversa. Creo que actualmente esta es la regla.

Por tanto, no sé por qué pensar que Betty Dodson, porque era feminista era una ridícula activista de la masturbación.

Por M. PÉREZ, J. J. BORRÁS Y X. ZUBIETA (SOITU.ES)

El otro día miraba los libros de la biblioteca del Instituto Espill. Mientras repasaba las distintas estanterías, de repente, como si cobrara vida propia, entre los variados y coloridos lomos sobresalía un libro en particular. Se trataba de 'Sexo para uno', escrito por Betty Dodson. Es la versión castellana adaptada de su obra clásica, 'Liberating Masturbation' ('Masturbación Liberadora'), que la catapultó a la notoriedad estadounidense en la década de los 70.

Entonces la autora era activista feminista y, más concretamente, una defensora de la liberación sexual de la mujer. En 1973 empezó a organizar grupos con el objetivo de que la mujer aprendiera a valorar la belleza de sus genitales . La enseñaba a explorar la variada experiencia del orgasmo al entrenar su destreza masturbatoria.

Betty Dodson publicó 'Self love' (Amor propio) en los 80 y se convirtió en un clásico feminista. En 1992 obtuvo un doctorado en Sexología, y ha publicado varios libros en torno a la masturbación. Como resultado de su trabajo, Betty Dodson en muchas ocasiones ha sido insultada, vituperada y la diana de variados improperios.

En su best-seller, 'Sexo para uno' (Ediciones Temas de Hoy), el mensaje de la autora es inequívoco: "La responsabilidad por la satisfacción sexual está en las manos de cada persona". Esto le ha valido la etiqueta de "primera masturbadora pública en América".

Es una incansable defensora de las prácticas masturbatorias y lleva décadas reivindicando su importancia. Considera que existen muchísimas personas que están muy "verdes" con respecto a la masturbación. Principalmente porque, según ella, en nuestra cultura la masturbación no tiene un valor social o personal. Y pregunta al lector a cuántas personas les produce vergüenza hablar abiertamente sobre sus prácticas masturbatorias.

Afincada en Nueva York, en su afán por promover la masturbación como una práctica sana y saludable, tal y como cuenta en su libro, organizó innumerables talleres de masturbación.

Inicialmente, los talleres sólo estaban dirigidos a mujeres, pero la popularidad que cobraron la llevaron a realizar talleres mixtos. Quizá lo que más resalta del trabajo de la doctora Dodson es su habilidad para enseñar a sus alumnos a sentirse a gusto consigo mismos y con su sexualidad.

Algunas anécdotas relatadas en su libro desprenden un gran sentido del humor, mucha perseverancia, creatividad y hasta cierto excentricismo por parte de la sexóloga.

En la actualidad ella propone: "Organizar un movimiento sexual positivo con millones de activistas que se unan conmigo en barricadas contra la ignorancia sexual. Si eres un amigo del sexo a quien le gustaría expresarlo, empieza hoy mismo disfrutando de sesiones de amor propio sin ningún tipo de culpa ni sintiendo la necesidad de pedir perdón por ello. Hazlo público contando a algunos amigos cuáles son tus técnicas para masturbarte y descríbeles tus mejores orgasmos. Finalmente, compartir la masturbación con otra persona te convierte en activista del renacimiento erótico del milenio".

¿Alguna vez te has masturbado en grupo?
¿Crees que son necesarios este tipo de talleres?
¿Piensas que realmente pueden enseñar a la persona a masturbarse y optimizar su placer?
¿Te puedes imaginar en un taller de masturbación?

1 comentario:

Los Manueles dijo...

Somos un grupo de cubanos,del sexo masculino,que vivimos en un país nórdico
Después de esta breve introducción;queríamos ofrecernos para impartir clases-gratis-de mastrubación.Compartir experiencias con los demás
Aquí,y aún no hemos encontrado una razón razonable,masturbarse está a la orden deldía.El acto sexual,está bastante relegado-en este país-entre las prioridades del vivir..
Por eso,y otras razones,es que noshemos especializado en la masturbación.
Impartiríamos talleres a todo tipode personas.Da igual,sin son feministas de primero o segundo grado,gays,lesbianas,viejos/viejas,blancas/negras,comunistas,socialistas,demócratas,terroristas.
En fin,sólo queremos hacer partícipesde nuestra experiencia a nuestros semejantes
Indiscutiblemente ,masturbarse tiene su encanto.Aunque seguimos creyendo que el sexo con otra persona es mejor...sé conocen gentes.!