domingo, 18 de enero de 2009

CINE AMERICANO DE LA CRISIS; VIRTUAL?

Yo si la recomiendo,
Pero les dejo con esta interesante crítica que se niega a reconocer lo tanto que laceró esta peli a quien la escribe .
Y en cuanto puedan, veanla, con calma que por ahí andamos muchos.
LaVeitía
Sin duda para muchos esta película tiene como atractivo ver de nuevo a las dos estrellas de la megaexitosa Titanic encabezar el reparto de una película, y encima como pareja.
Si te riges solo por esto, gracias a dios, la película puede que te decepcione (sip no me gusta Titanic), porque esta vez se reúnen de la mano de Sam Mendes, con una historia que se basa en el clásico de Richard Yates, cuya trama transcurre a mediados de las década de los 50 y cuenta el desmoronamiento físico, moral y espiritual de una joven pareja cuyo matrimonio se desmorona.

Esta película es duro drama sobre un matrimonio en época de crisis a causa sobre todo de los sueños inalcanzables de la vida. Estamos ante una cruel, real y muy pesimista películas donde los personajes y por tanto las interpretaciones son lo más importante, y tanto DiCaprio con su enérgica interpretación como Winslet con su naturalidad están estupendos, haciendo posible con su duelo interpretativo que esta película sea tan cercana y llena de fuerza, a pesar de los fallos del guion que no acaba de profundizar lo que debería en la psique de los personajes (tanto secundarios como principales).
Este matrimonio que vive creyéndose especial y mejor que los demás, que tiene sus sueños en la vida, recibe día tras día una bofetada en la cara y les coloca en su lugar, en una vida aburrida, con un trabajo que odian, un mar de responsabilidades que no quieren, …… Podría decirse que son un matrimonio egoísta pero quien no quiere una vida mejor a la que tiene, sobre todo si no se es feliz con ella.
Pero aquí nadie es feliz, ninguno de los personajes que aparece en la cinta son felices, viven en la hipocresía y aparentan serlo, pero no lo son. El “loco” de la película es el más cuerdo y el que sabe como es la vida realmente y vive aceptándola sin hipocresía pero con mucho sufrimiento.

Revolutionary Road es una película muy deprimente (y por muy nominada que este no va a ganar ni de coña a mejor película, a actores ya es otra cosa) con un ritmo muy lento que depende y mucho de cómo conectemos con los personajes y la historia para quedarnos atraparnos con esta melancólica historia y por tanto para seguirla y no aburrirnos con ella.
No la recomiendo ver en un mal día, aunque tampoco en uno bueno porque puede que nos lo “joda”, así que cada cual decida si verla o no.
Buena me parece buenísima tanto por su apartado técnico (fotografía, banda sonora, puesta en escena, ……), como por su narración e interpretaciones, de tal manera que tanta tristeza y frialdad seduce para seguir con ella a pesar de según avanza es mas y mas deprimente; pero de ahí a llegar a recomendarla eso es otra historia.


Puntuación 8/10PUBLICADO POR JESSICA JONES EN 19:02