domingo, 8 de junio de 2008

EASTWOOD DICE A SPIKE LEE: POR QUÉ NO TE CALLAS?

Que conste, yo prefiero a Spike Lee.

CLINT EASTWOOD A SPIKE LEE: “QUIZÁS DEBERÍA CERRAR LA BOCA”

Escrito en: Noticias

Todo comienza una apacible noche cuando Spike Lee decide que tanto Banderas de Nuestros Padres, sobre los soldados que clavaron la bandera estadounidense en el monte Suribachi durante la batalla de Iwo Jima, y el film Cartas desde Iwo Jima, en el que se narra la batalla desde el punto de vista del bando japonés, cometen un craso error histórico al no incluir soldados negros. Así se expresó Lee –quien por cierto va a estrenar su film Miracle at St. Anna, la historia real de cuatro soldados negros destinados en Italia– con recado para los medios de comunicación incluidos:

“Clint Eastwood realizó dos films sobe Iwo Jima que duraban más de cuatro horas y no había ningún actor negro en pantalla. Si los reporteros tuviérais cojones le preguntaríais por qué. No hay forma de que Eastwood no lo supiera, pero yi si sé que se le hizo saber este detalle, y que no lo cambió. No es como si no lo supiera”.

lee.jpg

Al margen de ser un espléndido cineasta, Lee ejerce ocasionalmente de miembro fundador del partido FCSPC (Famosos Cineastas Político-Socialmente Concienciados) en la mejor tradición de Susan Sarandon, Tim Robbins, Sean Penn y la buena gente de Animalario. En esta circunstancia, todas las opiniones tienen cabida. Yo por mi parte me limito a recordar a Miguel Mihura con ojos tristes.

6 de junio de 2008. En una entrevista concedida al diario británico The Guardian, Eastwood cuestiona los conocimientos históricos de Lee y, entre líneas, amenaza con joderle vivo.

“(Lee) Se quejaba cuando hice Bird (su biografía sobre el músico de jazz Charlie Parker). ¿Por qué hace esta película un chico blanco. Porque yo era el único que la hizo. Por eso. Podría haberla hecho él, pero dirigió otra cosa”, explica Eastwood. En lo que se refiere a Banderas de Nuestros Padres, Eastwood reconoce la presencia en Iwo Jima de un destacamento de soldados negros pertenecientes a un contingente de municiones “que sin embargo no clavaron la bandera. La historia se llama Banderas de Nuestros Padres, y no la clavaron. Si me diera por poner a un actor afroamericano en esa fotografía histórica, la gente diría ‘Este tío está loco’”.

Su nuevo film, The Changeling, está ambientado en Los Ángeles de principios del siglo XX, antes de que la población negra procediera a instalarse en la ciudad. “¿Qué vas a hacer, vas a contar una puta historia sobre ello?. ¿Hacerlo comercial para aprovechar la igualdad de oportunidades? No estoy en ese juego. Juego tal y como lo he leído, en términos históricos”. ”Cuando haga una película que sea sobre negros en un 90%, escogeré a un 90% de actores negros”, concluye.

Tras una pausa, Eastwood añade que “un tío como él (Lee) quizás debería cerrar la boca”.

Aquí os dejo la entrevista de The Guardian, donde Eastwood deja más ejemplos sobre cómo enfrentarse con este tipo de polémicas. Como la de la eutanasia y Million Dollar Baby –que se llevó un Oscar al mejor Actor Secundario. Morgan Freeman. Que es chino–.

PD: Y desde Las Horas Perdidas recomendamos a Lee dos cosillas: una, que haga una segunda película de Milagro en Santa Ana, pero esta vez desde el punto de vista de los italianos. O de los nazis, perpetradores de la masacre de Sant’Anna Di Stazzema, a ver qué le sale. Lo mismo va por Spielberg, ya que estamos. Y dos: un nuevo visionado de El Sargento de Hierro –coprotagonizada por Mario van Peebles en un papel que evoluciona desde el estereotipo racial hasta concluir en la representación de la dignidad del soldado dentro de un Ejército que da bastante pena y en el que un personaje latinoamericano adquiere una relevancia especial dentro del film ya que se ve obligado a abandonar el entrenamiento, ya que el mencionado Ejército de los cojones no le da ni para comer. Antes de que salte alguien me limito a señalar la sutil diferencia entre los valores simbólicos de honor y responsabilidad que Eastwood percibe en el cuerpo militar representados en su absolutamente badass motherfucker sargento de artillería Tommy Highway, y las barbaridades que se cometen en un conflicto militar en la vida real. Algo así hizo Paul Haggis en En El Valle de Elah. Pero sin El Sueco.


2 comentarios:

danays dijo...

http://espanol.news.yahoo.com/s/reuters/080521/noticias-entretenimiento/espectaculos_cine_spikelee_sol_1

danays dijo...

en el comentario anterior traté de subir el link donde creo que inicia la controversia entre eastwood y lee; pero como evidentemente mis habilidades en internet son limitadas les mando el artículo completo porque es bien chico y así se enteran del chisme completo :), donde además Lee también le "tira" a los hermanos Coen por bromear con la muerte.

Director Spike Lee destroza a Eastwood y los Coen en Cannes:
(21 de mayo de 2008, 02:40 PM. Por Eric J. Lyman)
El cineasta estadounidense Spike Lee está en Cannes para promocionar su nuevo filme, pero no resistió criticar a algunos compañeros, incluyendo a los hermanos Joel y Ethan Coen, y Clint Eastwood.
En referencia a su drama ambientado en la Segunda Guerra Mundial "Miracle at St. Anna," Lee dijo que, al contrario de los Coen, fue respetuoso al representar la muerte.
"Siempre trato a la vida y la muerte con respeto, pero mucho no lo hacen," dijo el martes Lee en una conferencia de prensa.
"Miren, yo adoro a los hermanos Coen; todos estudiamos en la Universidad de Nueva York. Pero ellos tratan a la vida como una broma. Já já já. Una broma. Es como, 'miren como mataron a ese tipo! Miren como la sangre dispara desde el costado de su cabeza! Yo veo las cosas distinto a eso," señaló.
En cuanto al elenco para su nuevo relato sobre cuatro soldados estadounidenses negros en Tuscana, Lee dijo que es poco frecuente ver actores negros en las películas de guerra.
"Clint Eastwood hizo dos filmes sobre Iwo Jima que se extendieron durante más de cuatro horas en total, y no hubo ni un actor negro en la pantalla," dijo.