jueves, 29 de mayo de 2008

EXITOS DEL AYER

Como ven, el comunismo sigue siendo un bello poema...un fantasma que aún recorre el mundo.

Es bello ser comunista,
aunque cause muchos dolores de cabeza.

Y es que el dolor de cabeza de los comunistas
se supone histórico, es decir
que no cede ante las tabletas analgésicas
sino sólo ante la realización del Paraíso en la tierra.
Así es la cosa.

Bajo el capitalismo nos duele la cabeza
y nos arrancan la cabeza.
En la lucha por la Revolución la cabeza es una bomba de retardo.
En la construcción socialista planificamos el dolor de cabeza
lo cual no lo hace escasear, sino todo lo contrario.

El comunismo será, entre otras cosas,
Una aspirina del tamaño del sol.


Roque Dalton, Poesía, Palabra de esta América, Casa de las Américas, La Habana, 1980.


1 comentario:

Nebur dijo...

Quién le hubiese dicho a Roque qué iba a morir cómo murió?
Después de una temporada en "bajas",ahora declararse comunista-algo que muchos tararean pero qué nadie sabe a ciencia cierta que coño es-es algo "moderno"...pero eso es tema para otra tertulia.
Roque:
Desgracidamente,tú poema no fué profético..y el comunismo,lejos de convertirse en una ASPIRINA DEL TAMAÑO DEL SOL,SE CONVIRTIÓ EN UN DOLOR DE CABEZA-y de muchas otras cosas-DEL TAMAÑO DEL...SOL
Nebur
y cómo dice el marxismo:La práctica es el criterio de la verdad;les invito no solamente a qué visiten Cuba,sino a qué se dén un paseíto por Lituania,Latvia,Estonia,Rumanía..antiguos países del bloque comunista,y a la Madre Rusia..y después comentamos..
Por cierto,y para qué no me crucifiquen:tampoco creo qué el capitalismo sea la panacea..
Pero este blog,en su foto inicial,dónde un ángel está avisando qué llegó el envío de carne del trimestre pasado a la bodega,en su incio advierte:la provocación...
Así que todo está dicho..o no?